Mi Asesor Energético

imagesEP1NAAS4¿Que es un asesor energético?

  • Un gestor energético es un especialista en todo lo relacionado en la energía que consume una empresa.
  • Un gestor energético es un profesional que trabaja para otras empresas, porque un pequeño cambio en la gestión de la energía de esas empresas puede suponer una enorme rentabilidad.
  • Es un especialista en ahorro energético con utilización de sistemas eficientes que no supondrá conste ninguno para su empresa pero si un ahorro considerable en su factura de luz.

¿Necesito un gestor energético?

  • ¿Entiendes tus facturas eléctricas? ¿Tienes tiempo de aprender cómo funciona el mercado de la energía? ¿Sabes en qué está gastando energía tu empresa? ¿Sabes cuánta energía estás desaprovechando? ¿Crees que podrías estar pagando de más en tus facturas? ¿Tus instalaciones están anticuadas o son poco eficientes? ¿Sabes que se puede ahorrar pero no sabes por dónde empezar?
  • El asesor energético tiene una respuesta para estas preguntas, es una persona que conoce y entiende algo que para el resto es un laberinto: toda la vida útil de la energía, es decir, sabe de facturas eléctricas, contratos de suministro, instalaciones, aparatos, impuestos, penalizaciones, hábitos de consumo y uso, gastos, ahorros, desperdicios…

¿Puede resultar caro contratar un asesor energético para una empresa mediana?

  • No, sobre todo porque es un gasto sobre presupuesto cerrado, sin sorpresas. Hay muchas cosas diferentes sobre las que se puede actuar para ahorrar en una empresa y no hay dos empresas iguales: puede que tengas una tienda, una fábrica, un complejo de oficinas… los productos y soluciones para ahorrar en materia de energía también son variados.
  • Además tienes que tener en cuenta que la mayoría de las soluciones en materia de energía son autofinanciables, amortizables, es decir, se pagan solas con el dinero que ahorras. Por ejemplo, con el sistema de Autoconsumo se puede llegar ahorrar hasta un ¡80%! en la factura, es decir, que en unos 3 años y medio está más que amortizada la inversión de una instalación que durará unos 20-25 años.